Diez propuestas para mejorar los procedimientos de contratación del Ayuntamiento de Valladolid

Hace unos días Sí Puede Valladolid presentó sus conclusiones y propuestas sobre el expediente de contratación que remitió en abril a la Comisión Especial de Vigilancia y Control de la contratación del Ayuntamiento, sin que seis meses después esta Comisión se haya pronunciado

En abril de este mismo año el Grupo Municipal Sí se Puede Valladolid llevó a la Comisión de Vigilancia y Control de la Contratación un expediente en el que habíamos detectado posibles irregularidades o vicios procedimentales susceptibles de ser corregidos ahora y evitados en el futuro, tarea que entendemos que debe ser parte fundamental del trabajo de este organismo.

Seis meses después, la Comisión da por cerrado el asunto sin haber emitido conclusiones ni recomendaciones derivadas del estudio de este expediente.

Como afirma Gloria Reguero, portavoz de nuestro grupo en esta Comisión, ”quizá deberíamos plantearnos la utilidad de la Comisión Especial de Vigilancia y Control de la Contratación y si realmente responde a los objetivos para los que nació o es simplemente otro foro para los enfrentamientos políticos, en el peor sentido del término, cada uno contra todo lo que hagan o propongan los demás con fines meramente electorales y sin pensar en la mejora de la Institución o en el interés de la ciudadanía”.

Es frecuente que, en cualquier organización, ya sea por desconocimiento de experiencias previas o por el seguimiento de costumbres o hábitos adquiridos, se repitan errores que pueden llegar a perjudicar su funcionamiento. Esto es si cabe aún más frecuente, y más peligroso, en las administraciones públicas donde los procedimientos más elementales pueden perderse en pesados expedientes con montañas de documentos. Pero las instituciones públicas trabajan para el bien común y utilizan para ello recursos públicos que tienen la obligación de optimizar y de gestionar de forma eficiente.

Parte fundamental del trabajo de una Comisión de Vigilancia y Control de la Contratación debería ser un análisis de casos que permita esa optimización, especialmente el estudio de aquellos asuntos en los que pueda existir alguna sospecha de errores o malas prácticas procedimentales, con el fin de:

  • Establecer criterios y procesos uniformes para evaluar ofertas presentadas a procedimientos de contratación.
  • Identificar y sustituir prácticas inadecuadas.
  • Minimizar procesos repetitivos o ineficientes.
  • Aumentar la eficacia de los agentes implicados en procesos de contratación.
  • Obtener elementos clave para evaluar resultados o para anticipar los proyectos de intervención adecuados.

Nuestras propuestas de mejora.

En Sí Se Puede Valladolid somos conscientes de la importancia de evaluar los procedimientos y modificarlos o corregirlos en busca de la excelencia. Por eso, y en pro de la mejora de la gestión y de los procedimientos de contratación del Ayuntamiento de Valladolid hemos presentado en la Comisión unas conclusiones que incluyen diez propuestas de mejora de los procedimientos de contratación del Ayuntamiento de Valladolid con el fin de conseguir una gestión eficiente y sostenible, un objetivo que el Ayuntamiento de Valladolid debe perseguir y que para SIVA es fundamental. Estas son nuestras propuestas:

  1. Replantearse la composición de las mesas de contratación, por supuesto de acuerdo con la normativa vigente, y la reiterada participación en ellas de los mismos empleados públicos, formen o no parte de la organización contratante. Respetar, en cualquier caso, las normas dictadas por la instrucción 1/2018, para impulsar la contratación socialmente eficiente: estratégica, íntegra y sostenible.
  2. Que se establezcan procedimientos que permitan “objetivar” en la medida de lo posible el “juicio de valor”.
  3. Que se consideren para ello los criterios evaluables mediante juicio de valor apuntados por el Pliego de Prescripciones Técnicas para la contratación, incluso valorándolos por separado, porque de esta forma se reducirá al mínimo la subjetividad que siempre existe en el juicio de valor. El Pliego de Prescripciones técnicas detallará los requisitos y los mínimos de calidad exigibles para no fiar la adjudicación al precio como único criterio.
  4. Que al menos en contratos complicados y de importes y/o duraciones considerables, la valoración mediante juicio de valor sea ratificada por más de una persona. El artículo 14.5 de la Instrucción 1/2018, indica que deberá existir una Comisión de Valoración integrada al menos por tres técnicos con características determinadas “cuando el peso de los criterios de apreciación técnica sea superior al 30%…”. Proponemos añadir el importe y la duración del contrato como criterios para la obligatoriedad de esta Comisión.
  5. Descartar y/o penalizar ofertas incoherentes o aquellas que pudieran presentar indicios de posible manipulación, de acuerdo con los criterios de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (distintos precios para un mismo servicio, por ejemplo).
  6. Que se establezcan desde las áreas correspondientes del Ayuntamiento Secretaría, Servicios Jurídicos,…) los criterios de evaluación de la solvencia económica y técnica, teniendo en cuenta para ello los casos más habituales y/o probables de justificación técnica o económica con recursos ajenos, concretando formas de justificación, plazos de vigencia y cuanto requisito pudiera ser importante para la evaluación de la solvencia.
  7. Realizar la comprobación efectiva de la documentación antes de la adjudicación definitiva, tanto de la presentada por la empresa como de la declarada, sobre todo si esta declaración ha condicionado de alguna manera la valoración de la propuesta.
  8. En el caso de que se descubra la inexistencia real de documentación o certificaciones declaradas en la oferta, prever algún tipo de penalización, sobre todo en los casos en los que se pueda presumir que existe intencionalidad (que no se trata simplemente de “un error de documentación”).
  9. Hacer siempre un seguimiento de la realización de los trabajos contratados atendiendo no sólo al resultado de los mismos en cuanto a efectividad o eficiencia, sino también en las cuestiones que afectan a aspectos sociales y laborales, y al cumplimiento del Plan Social y del Plan Medioambiental, si existieran.
  10. Dar traslado de estas propuestas a la Secretaría Municipal y a las áreas y departamentos directamente implicados en el expediente analizado.

Desde Sí Se Puede Valladolid nos reafirmamos en nuestro compromiso con la transparencia municipal y con una gestión de la contratación eficiente y sostenible. Seguimos trabajando para lograrlo.

Si Se Puede Valladolid

Author Si Se Puede Valladolid

More posts by Si Se Puede Valladolid

Leave a Reply