Moción para la puesta en marcha de una campaña de concienciación y sensibilización ciudadana sobre la presencia de excrementos caninos en los espacios públicos.

La presencia de excrementos de perros en los espacios públicos genera problemas de salud, higiénicos, estéticos y sociales. Gloria Reguero, Concejala de Sí Se Puede Valladolid, presentará al Pleno Municipal una moción para solucionar este problema, fuente de frecuentes reclamaciones de los vecinos y vecinas de la ciudad.

Los excrementos de los perros que quedan en los espacios públicos se han convertido en un grave problema ambiental. Es un reflejo más de la falta de educación en materia de tenencia responsable de mascotas y del respeto hacia las reglas implícitas de convivencia ciudadana.

Este problema, lejos de tratarse de algo local o actual presenta una distribución global y viene sucediendo desde hace muchos años en todas las ciudades.

La presencia de excrementos caninos en las aceras y los jardines de nuestro municipio son una reclamación frecuente de los vallisoletanas y vallisoletanos. Se calcula que de media cada perro deposita unos 125 kilos de heces al año. En Valladolid se encuentran censados entre 30.000 y 35.000 perros, lo que genera una suciedad de más de 4.000 toneladas de heces al año.

La responsabilidad sobre el hecho de que una mascota ensucie la calle debe recaer sobre los propietarios de los animales y, por ello, hay que apelar a la educación y al civismo de cada uno de ellos.

El problema de las deposiciones de mascotas en la vía pública presenta diversos tipos de inconvenientes, algunos muy graves, que pueden clasificarse en cuatro niveles que afectan a:

  1. Salud pública, relacionados con las enfermedades que nuestras mascotas pueden transmitir por sus heces, tanto a otras especies animales como también al hombre.
  2. Higiene pública, relacionada con la suciedad ambiental y el mal olor que crean las defecaciones en las calles y parques.
  3. Problemas estéticos, por el impacto visual y de percepción de higiene del municipio.
  4. Sociales, derivados de los posibles conflictos que se puedan generar entre los diversos sectores de la población. De hecho, muchos ciudadanos reclaman el control de las heces en espacios públicos como una de sus principales quejas a las autoridades.

Desde nuestro punto de vista se hace ineludible la puesta en marcha de una campaña de concienciación y sensibilización ciudadana, utilizando para tal fin todos los recursos de que dispone el Ayuntamiento – afirma Gloria Reguero.

Además de la limpieza viaria común, debemos dar facilidades a las vecinas y vecinos para que colaboraren en la labor de mantener la ciudad limpia y libre de los excrementos de las mascotas, utilizando para ello papeleras suficientes donde depositar residuos con cierta facilidad e información gráfica sobre la normativa vigente.

Acuerdos a presentar en el pleno

Por todo ello Gloria Reguero, en representación de Sí se Puede Valladolid, presentará una serie de acuerdos al Pleno Municipal con el fin de poner en marcha una campaña de conciliación y sensibilización ciudadana con el fin de resolver el problema de la presencia de excrementos de perros en las aceras y jardines.

  1. Poner en funcionamiento una campaña de comunicación sostenida en el tiempo y orientada a la sensibilización ciudadana en la que se incluya la información pertinente sobre las Ordenanzas Municipales vigentes al respecto. Facilitar material divulgativo en las instalaciones municipales, centros educativos, comunidades de vecinos, clínicas veterinarias y establecimientos dedicados a la comercialización de productos para las mascotas.
  2. Elaborar un mapa de las zonas más “sucias” de los puntos conflictivos con el fin de dar a conocer el alcance real del problema con la colaboración de la ciudadanía, la de los agentes de policía local, la de la Concejalía de Medio Ambiente y Participación Ciudadana y la de los responsables de la limpieza viaria.
  3. Organizar charlas de sensibilización en los centros educativos y en los centros cívicos en colaboración con las AAVV. sobre la manipulación de los excrementos.
  4. Iniciar un estudio sobre la implantación de dispensadores de bolsas biodegradables en las zonas más concurridas y “especialmente” en los parques caninos, así como estudiar la posibilidad de la instalación de contenedores específicos con el objeto de facilitar el tratamiento de estos residuos.
  5. Facilitar en los espacios públicos y de recreación infantil información gráfica sobre la normativa vigente.
Si Se Puede Valladolid

Author Si Se Puede Valladolid

More posts by Si Se Puede Valladolid

Join the discussion One Comment

Leave a Reply